Como Saber Si Estoy Embarazada

¿Cómo saber si estoy embarazada? Es una de las preguntas que se hacen muchas mujeres frente a la sospecha de estar en gestación cuando comienzan a manifestar algunos síntomas propios de esa situación. La mayoría de los síntomas propios del embarazo aparecen debidos a los cambios hormonales que sufre el organismo desde el día 15 tras haberse producido la fecundación.

No obstante, todas las mujeres son diferentes y algunas de ellas no manifiestan ningún síntoma corporal que pueda levantar sospechas como para plantearse la cuestión de cómo saber si estoy embarazada. En cualquier caso existen diversos métodos que ayudan a despejar las dudas al respecto.

Antes de responder la pregunta de cómo saber si estoy embarazada de pocos días es importante conocer cómo se desarrolla el milagro de la vida para comprender mejor por qué se presentan ciertos cambios y síntomas en el organismo.

El día 14 del ciclo menstrual, contado a partir del primer día de la última menstruación (en un ciclo de 28 días) se produce la liberación del óvulo por parte de uno de los ovarios, aunque en algún caso pueden liberarse en ambos.

El óvulo se traslada hasta las trompas de Falopio, allí se lleva a cabo la fecundación cuando un espermatozoide se une a él. Después el óvulo fecundado baja por las trompas hasta alojarse en el útero; específicamente en la pared uterina. Este proceso suele realizarse en un periodo de siete días aproximadamente.

Precisamente en el momento en que el óvulo se pega en la pared del útero el organismo empieza a liberar la hormona HCG o gonadotropina coriónica, que se produce en la placenta, dando paso así a los primeros síntomas de embarazo. Sin embargo, en este momento no es recomendable hacer las pruebas de embarazo que puedes adquirir en farmacias porque se corre el riesgo de obtener resultados erróneos.

Como Saber Si Estoy Embarazada

La hormona hCG se le conoce también como gonadotrofina coriónica humana. Se trata de un sustancia que se produce en el momento en que el óvulo fecundado se fija en el útero. A medida que avanza el embarazo va aumentando el nivel de producción de esta hormona hacia el torrente sanguíneo. La sustancia se filtra por los riñones y se excreta a través de la orina.

Entonces, ¿cómo saber si estás embarazada desde el primer día? la respuesta es: a partir de los 21 días posteriores a la fecundación del óvulo, cuando el organismo ya tiene suficiente cantidad de la hCG, que puede detectarse por medio de las pruebas de orina o de sangre.

En caso de que te preguntes ¿cómo saber si estoy embarazada antes de la menstruación? te informamos que en realidad no existe manera de saberlo, pues como explicamos anteriormente a partir de la semana siguiente a la fecundación es cuando comienza la liberación hormonal.

¿Cuando se produce el embarazo?

En contra de lo que muchas personas piensan, la fecundación del óvulo no siempre ocurre exactamente el día que se ha practicado la relación sexual, pues algunos espermatozoides pueden sobrevivir en la vagina hasta siete días mientras esperan la liberación del óvulo.

Por consiguiente, no siempre la fecundación se produce justo una semana después del acto sexual; por tanto, la fijación del óvulo fecundado en el útero sucede a los 14 días posteriores a la relación sexual.

Es por esta ello que las mujeres que tienen dudas, sienten ansiedad o nervios por haber mantenido relaciones sexuales sin protección deben esperar un tiempo prudencial para realizarse la prueba de embarazo. Los exámenes precipitados pueden arrojar resultados erróneos.

Por otra parte, si tienes dudas acerca de cómo saber si estoy embarazada antes de la menstruación es muy sencillo… Debes hacerte la prueba de sangre, de orina, un ultrasonido o si prefieres realizar un método casero simple una semana antes de la fecha en que debería aparecer nuevamente la menstruación. Si estás embarazada lo sabrás inmediatamente.

En este vídeo Nayara Malnero, psicóloga y sexóloga, te explica qué hacer cuando tengas dudas de si estás o no embarazada

Duración del período fértil

Tras liberarse el óvulo en respuesta al proceso de ovulación tiene lugar un período de vida bastante corto que dura entre 12 y 24 horas. Esto quiere decir que al producirse la ovulación el espermatozoide cuenta con 24 horas como máximo para encontrarlo y fecundarlo.

Entonces, si el espermatozoide tiene un período de vida más largo que alcanza hasta los siete días puede practicarse la relación sexual entre 24 y 48 horas antes del proceso de ovulación, pues esto aumenta las probabilidades de que el óvulo encuentre una buena cantidad de espermatozoides esperando para fecundarlo.

Esto significa que las mujeres tienen una alta probabilidad de quedar embarazadas justo el día de la ovulación. En cambio, si se practica la relación sexual unos siete días antes o pasadas las 24 horas de la ovulación no existe posibilidad de embarazo, ya que los espermatozoides no encontrarán un óvulo que fecundar.

Si el óvulo no es fecundado, el endometrio se desintegra y se produce el sangrado conocido como menstruación.

Como Saber Si Estoy Embarazada

Principales métodos para saber si estás embarazada antes de la menstruación

Test de orina

El test de orina es una de las pruebas de embarazo más efectivas que existen. Además, se trata de un procedimiento sencillo y rápido que permite a las mujeres confirmar o descartar si está en gestación; sin embargo, debe realizarse una vez hayan pasado dos semanas de la fecundación, pues de lo contrario su efectividad no será la misma.

Algunos expertos recomiendan realizarse esta prueba por la mañana y con la primera orina del día, que contiene la mayor concentración de la hormona hCG. No todas se hacen de igual forma, por lo que es mejor leer bien las instrucciones antes de aplicarla.

Una de las ventajas que tienen los test de orina es que pueden adquirirse fácilmente y sin prescripción médica en cualquier farmacia. Además suelen ser bastante económicos. Esto permite repetir la prueba en caso de tener dudas acerca del primer resultado obtenido.

Si continúan siendo negativos los resultados pero hay ausencia de la menstruación y existe una fuerte sospecha de embarazo es necesario realizar una prueba de sangre o acudir al ginecólogo para que haga una evaluación completa y una ecografía, a la vista de que algunas mujeres suelen tener niveles de hCG muy bajos en el organismo, por lo que no son fáciles de detectar por el test.

Prueba de sangre

¿Cómo saber si estas embarazada antes de la primera falta? La prueba de sangre representa el método más certero y seguro para confirmar un embarazo. Además, es la forma más segura de identificar y averiguar como saber si estoy embarazada antes de la regla.

Para realizar esta prueba puede acudirse al doctor, que tomará una muestra de sangre y la enviará al laboratorio para su análisis. También es posible asistir directamente al laboratorio y manifestar la voluntad de hacerse la prueba para descartar el embarazo.

Una vez que obtienen la muestra de sangre, los bionanalistas analizan la cantidad de hormona hCG presente en ella. Por lo general se considera que la prueba es negativa cuando el valor es menor a los 5 mlU/ml.

Cuando los valores se encuentran en el rango de los 5 y 25 mlU/ml el resultado se considera como indeterminado. Esto suele ocurrir en los casos en los que se ha aplicado la prueba en un período muy reciente al embarazo. En ese caso lo más recomendable es repetirla dentro de cuatro o cinco días después para confirmar el resultado.

En caso de que el resultado sea positivo los valores de hCG tienden a triplicarse o cuadruplicarse, es decir, cuando son superiores a 25 se trata de un embarazo en curso.

Este método sólo indica si se está o no se está embarazada, por lo que no representa una forma para identificar la cantidad de semanas de gestación. Para ello es necesario hacerse un ultrasonido y tener en cuenta la fecha de la última menstruación de la mujer.

Sin embargo, lo más recomendable es esperar, teniendo en cuenta que el atraso menstrual es uno de los síntomas inequívocos de que existe un embarazo. Por tanto, las mujeres que son regulares pueden realizarse la prueba de sangre u orina con solo un día de retraso y así saber si están en gestación o no.

En caso de sospechar de embarazo y si el resultado de una prueba que has realizado con poco tiempo ha salido negativo lo mejor es repetirla una semana después, considerando que los niveles de hCG suelen duplicarse cada dos días. Por tanto, en siete días ya existirá una concentración elevada que será fácil de detectar en la orina o la sangre.

Ultrasonido transvaginal

El ultrasonido transvaginal es conocido como ecografía transvaginal. Se refiere a un examen que consiste en introducir un aparato pequeño a través de la vagina, que produce ondas de sonido que se transforman en imágenes del útero, los ovarios y las trompas de Falopio que se proyectan en una pantalla.

Con este examen es posible identificar las medidas exactas y la condición en la que se encuentra el feto, con lo que el médico determina la cantidad de semanas que tiene la mujer en gestación. También permite diagnosticar si existe un embarazo ectópico y si el bebé tiene alguna patología.

Una de las ventajas que tiene el ultrasonido es que es un procedimiento indoloro que no requiere ningún tipo de preparación por parte de la mujer. Además, proporciona información detallada acerca del estado general del útero y el bebé. Si te preguntas ¿cómo saber si estás embarazada de pocos días? El ultrasonido es la única respuesta.

Por medio de esta prueba es posible detectar un embrión antes de la cuarta semana de embarazo. Sin embargo, lo más recomendable es realizarla durante la segunda o tercera semana de retraso en la menstruación.

como saber si estoy embarazada

Métodos caseros para detectar un embarazo

¿Cómo saber si estoy embarazada sin prueba? ¿Cómo saber si estoy embarazada en casa? ¿Cómo saber si estoy embarazada en los primeros días? La respuesta a estas preguntas radica directamente en los síntomas. El primero de ellos es la ausencia de la menstruación pero si quieres salir de dudas puedes acudir a los métodos que usaban las mujeres antiguamente cuando aún no existían las pruebas de sangre, de orina o ultrasonido.

Las técnicas caseras más usadas son:

Método del bastón: Esta técnica consiste en introducir un bastón para los oídos dentro de la vagina. Si no presenta sangre en el algodón significa que no vendrá la menstruación y puede haber un embarazo. Esta prueba se realiza generalmente cuando hay retraso en el ciclo menstrual.

Orina fría: Este método se basa en recolectar en un vaso limpio la primera orina de la mañana y dejarla enfriar. Tras 20 minutos se introduce en la nevera durante un periodo de 10 minutos aproximadamente. Si se observa la formación de una capa con partículas opacas en la superficie existen probabilidades de embarazo.

Prueba del péndulo: Esta es una técnica casera bastante antigua que consiste en acostarse en la cama totalmente recta, sin almohada. Otra persona coloca un péndulo justo sobre el vientre y si este se mueve es probable el embarazo. Incluso algunas personas aseguran que si se desplaza de lado a lado es niño y si gira es hembra.

Orina hervida: Otro método con la orina. En este caso debe cogerse la primera orina de la mañana en una taza y se pone a hervir. En caso de que forme una capa de una sustancia cremosa en la superficie existe la posibilidad de estar embarazada.

Prueba de la cebolla: Este es un método bastante peculiar, que era utilizado por las mujeres griegas. Se trata de introducir por la noche un trozo de cebolla dentro de la vagina. Si al amanecer la mujer presenta aliento a cebolla es probable que no esté embarazada, mientras que si el aliento es normal si hay embarazo. Esto se debe a que los griegos consideraban que el embarazo “cerraba” a la mujer.

Test con vinagre: Recoge la primera orina de la mañana en un recipiente y añade una cucharada sopera de vinagre. Deja reposar la mezcla sin agitarla. Si se observa una espuma en la superficie y el líquido cambia de color puede haber un embarazo.

Test del jabón: Este método consiste en introducir una pasta de jabón (sin haber sido usada) en un envase; agregar la primera orina de la mañana sobre el jabón y remover suavemente. Si la mezcla hace espuma es probable que haya un embarazo.

Test del aceite: Coge en un recipiente la primera orina de la mañana y deja que se enfríe. En otro envase coloca dos gotas de aceite; allí también coloca una gota de orina separada de las de aceite; si llegan a unirse es probable que exista un embarazo.

Otro método es orinar en un recipiente y agregar después un chorro de aceite. En caso de que el aceite se divida en pequeñas gotas no hay embarazo; en cambio, si éstas empiezan a unirse hasta formar una sola gota sí hay embarazo.

Teste de la pasta de dientes: Se trata de recoger la primera orina de la mañana en un recipiente. En otro envase se añade un poco de pasta de dientes; luego se vierte un pequeño chorro de la orina sobre ésta y se remueve ligeramente. Si cambia el color de la pasta de dientes a amarillo o verdosa es probable que se esté embarazada.

Test del cloro: Este método consiste en colocar en un envase limpio un poco de cloro. La mujer debe orinar después en dicho recipiente. Si se produce alguna espuma o efervescencia la probabilidad de embarazo es bastante alta.

Test del azúcar: Consiste en echar tres cucharadas grandes de azúcar en un envase y después orinar en él; si llegan a formarse grumos o bloquesitos de azúcar es probable el embarazo, mientras que si se disuelve no hay gestación.

Todos estos test tienen diferentes porcentajes de efectividad, a la vista de que ninguno ha sido comprobado científicamente. Sin embargo, no está de más probar a ver si alguno de ellos funciona. Además representan una forma de dar respuesta a las preguntas ¿Cómo saber si estoy embarazada si soy irregular? Y ¿Cómo saber si estoy embarazada sin test?

Los 4 Test de embarazo caseros más efectivos para saber si estás embarazada

Síntomas físicos del embarazo

Como ya expusimos anteriormente, la liberación de la hormona hCG produce una serie de efectos físicos en el organismo que también dan respuesta a la interrogante ¿Cómo saber si estoy embarazada síntomas?

Esto ocurre dado que el primer trimestre del embarazo está considerado como el más intenso para todas las madres, teniendo en cuenta que suelen producirse algunas molestias que pueden ser más fuertes para unas mujeres que para otras, dependiendo de su condición y la reacción frente a los cambios que realiza el cuerpo como preparación para alojar una vida nueva.

Aun cuando el primer mes suele ser el que más pasa desapercibido, existen chicas que manifiestan los síntomas rápidamente. Estas mujeres suelen darse rápido cuenta de la situación. Algunos de los síntomas más habituales son:

Ausencia de la menstruación: La menstruación es un indicador natural cuando hay un embarazo. La amenorrea es la ausencia de la menstruación y se presenta debido a que el óvulo fecundado se aloja en el endometrio. Cuando esto no ocurre el endometrio se disuelve y se expulsa. Esto es lo que produce el sangrado.

Sin embargo, algunas mujeres embarazadas pueden tener un sangrado bastante leve, que tiene una corta duración (de uno o dos días como máximo), con una coloración oscura como el café y poco abundante. Esto no es menstruación sino “sangrado de implantación”, que se presenta entre el día 6 y el 10 tras la fecundación cuando el embrión se adhiere al endometrio.

Mareos: Una vez que se instala el óvulo fecundado en el endometrio y comienza la liberación hormonal el cuerpo comienza a prepararse para acoger una nueva vida, por lo que la circulación sanguínea cambia y tiende a producirse una disminución de la presión arterial. Eso genera mareos a cualquier hora del día, que pueden provocar un desmayo.

Los mareos suelen presentarse por la mañana al levantarse de la cama bruscamente o tras consumir alimentos. Al realizar estas acciones suave y lentamente suele reducirse la presencia de este síntoma tan molesto.

Náuseas y vómitos: La producción de hormonas genera la incómoda sensación de estómago revuelto, acompañado de una mayor salivación, lo que conlleva a sufrir ganas de vomitar, que pueden desarrollarse en cualquier momento pero son más frecuentes por las mañanas.

Todas las mujeres reaccionan de forma distinta al embarazo; por esa razón algunas pueden tener este síntoma durante los primeros cuatro meses de gestación, otras lo sufren durante todo el embarazo y otras pueden no manifiestan ese malestar.

Sensibilidad en los pechos: Una vez que se ha fecundado el óvulo el cuerpo comienza su proceso de preparación para albergar otra vida. Por esa razón los pechos comienzan la preparación para alimentar al bebé.

Para ello se produce un aumento en la producción de progesterona y estrógenos, hormonas encargadas de aumentar el tamaño de las glándulas mamarias y el desarrollo de las vías por donde sale la leche en los pechos. Esto incrementa el tamaño de los senos.

Dicha situación suele producir un aumento de sensibilidad e incomodidad de los pechos, incluso algunas mujeres suelen presentar cierto dolor ante el roce de los pezones.

Incremento de las micciones: Aun cuando no es tan común, algunas chicas pueden manifestar un aumento en la cantidad de micciones. Esto se debe a la compresión natural que va sufriendo la vejiga con el embarazo y suele ser mayor a medida que la gestación va avanzando.

Aun cuando es un síntoma que suele causar molestias a las mujeres en gestación, en especial durante la noche, puede controlarse evitando el consumo de líquidos antes de irse a la cama.

Cansancio: Algunas mujeres embarazadas suelen sentir cierta fatiga, cansancio y sueño durante todo el día. Esto se debe principalmente a que su circulación sanguínea aumenta, provocando un incremento de las pulsaciones del corazón. Eso provoca un desgaste energético mayor que produce sensación de cansancio y agotamiento.

La debilidad que esta condición produce puede suponer una mayor necesidad de descanso por parte de la mujer, en especial durante el primer trimestre del embarazo.

Inflamación en el abdomen: Como los cambios hormonales se producen una vez que el óvulo fecundado se ha alojado en la pared del útero, pueden provocar una hinchazón en el abdomen parecida a la que se presenta unos días antes de la llegada de la menstruación, por lo que suele confundirse con ello.

Por supuesto, este síntoma suele ser común en las mujeres que presentan la inflamación normalmente siempre que se va a presentar su menstruación, por lo que no todas pueden manifestarlo.

Leve sangrado vaginal: Cuando el óvulo fecundado de adhiere al endometrio o pared vaginal puede provocar un sangrado vaginal muy ligero, poco abundante y de color café, que puede confundirse en algunas ocasiones con la menstruación. Esto es importante comunicarlo al ginecólogo para que observe y se asegure de que todo está bien en el útero.

En caso de sospechar de embarazo y tener un sangrado con estas características lo más idóneo es practicarse alguna prueba de orina o sangre para salir de dudas por medio de un resultado fiable.

Estreñimiento: Una de las hormonas que aumentan su producción durante el embarazo es la progesterona, que es la encargada de controlar la relajación de los músculos; esto puede provocar que la actividad intestinal se realice de una forma mucho más lenta, generando así problemas de estreñimiento en la mujer.

Este síntoma puede contrarrestarse por medio del consumo elevado de agua, así como la ingesta de alimentos ricos en fibra, frutas y verduras. También se recomienda caminar para estimular el proceso de transporte de alimentos en el intestino.

Rechazo ante ciertos alimentos y fragancias: Durante el embarazo se produce un incremento normal de los estrógenos, lo que genera una mayor sensibilidad en los sentidos olfato y gusto. Esto puede hacer que algunos olores o fragancias que antes eran agradables le resulten desagradables a la mujer.

Como aumenta la capacidad olfativa y gustativa ciertos alimentos suelen convertirse en desagradables y provocar náuseas o vómito, incrementando aún más esos síntomas propios de la gestación. Incluso algunas chicas aborrecen por completo algún alimento que solía encantarles y lo mismo puede ocurrir con su perfume favorito.

Deseo de consumir algún tipo de alimento: Otro síntoma del embarazo que presentan algunas mujeres es la fuerte necesidad de comer algo, puede ser dulce, salado o incluso una comida que no siempre ha sido de su agrado. Puede presentarse durante cualquier hora del día; incluso durante la madrugada.

A este síntoma se le conoce comúnmente en algunos países como “antojos del embarazo” y suele bastar con probar el alimento deseado por parte de la chica.

Dolor abdominal: Algunas mujeres suelen experimentar ciertas punzadas de dolor en la parte baja del abdomen; suelen ser muy parecidos a los dolores de vientre que se producen antes o durante la menstruación, por lo que puede confundirse con la llegada del periodo.

Esto no representa un síntoma negativo, pues es una característica normal siempre que el dolor no sea agudo, continuo y no aumente ante el contacto. En ese caso lo más recomendable es acudir lo más pronto posible al médico.

Acné: Aun cuando no es muy común, algunas mujeres suelen presentar acné en el rostro, el pecho o la espalda durante el embarazo. Esto se produce como consecuencia de los cambios hormonales que sufre por su situación.

sintomas de embarazo

¿Existen otros síntomas de embarazo?

Por supuesto. No todas las mujeres reaccionan de la misma forma frente a un embarazo, pues algunas no presentan ningún síntoma mientras otras sienten dos o tres de los mencionados anteriormente. Sin embargo, también suelen producirse algunas molestias como dolor en ambos lados de la cabeza y la parte de atrás del cuello.

También el aumento en la circulación sanguínea suele provocar rinitis o congestión nasal como consecuencia de la dilatación de los vasos, así como inflamación en las extremidades superiores e inferiores. Todos estos síntomas también son normales y pueden disminuirse por medio de la aplicación de métodos caseros para evitar el uso de fármacos durante el embarazo.

Todas estas situaciones pueden representar una pista a la mujer en relación a ¿Cómo saber si estas embarazada síntomas? Pues el cuerpo suele reaccionar frente a la nueva carga hormonal que está experimentando como preparación previa a la llegada de un bebé.

Otro aspecto en el que interfiere esa carga hormonal es en el cambio de humor que puede provocar, debido a que la mujer embarazada puede sentirse emocionalmente vulnerable o muy irritable; incluso en algunos casos no se percatan de este síntoma que suele ser muy común.

Este tipo de síntomas emocionales suelen provocar que la chica pase de un estado tranquilo a la tristeza o la irritación de forma repentina. Por lo general se presenta en mujeres que antes o durante la menstruación normalmente manifiestan esta condición, pues es la forma que tiene su cuerpo de reacciona a una mayor producción hormonas.

Aun cuando todos estos síntomas pueden lanzar señales de un embarazo a veces representan una falsa alarma; esto se debe al hecho de que el estrés produce ciertas reacciones corporales que pueden confundirse con el embarazo. Por ello es tan importante hacerse las pruebas necesarias para confirmar si se está en gestación o no.

El embarazo y la píldora del día después

¿Tuviste relaciones sin protección y olvidaste tomar la píldora del día después? ¿Temes un embarazo? En ese caso lo más recomendable es que esperes unas tres semanas para ver si llega tu menstruación. Si no menstruas tras ese período puedes practicarte alguna prueba de sangre, orina, ultrasonido o técnica casera.

En cambio, si tomaste la píldora pero tienes sospechas de embarazo debes esperar una semana que es el tiempo en el que normalmente debe llegar la menstruación tras consumir el fármaco. Si se presenta un retraso espera dos semanas más. En caso de que no se presente tu periodo realízate alguna prueba.

Esta píldora suele tener un alto grado de efectividad y la gran ventaja que tiene es que si se toma cuando ya se ha producido la fecundación el cuerpo la expulsa de forma natural sin afectar al feto o la madre.

como saber si estoy embarazada

Consejos para quedar embarazada

¿Deseas tener un bebé pero aún no lo consigues? Si ese es tu caso lo más recomendable es acudir al médico para descartar cualquier patología relacionada con el aparato reproductor tanto del hombre como de la mujer.

Si ya has visitado al médico y todo está en orden entonces te damos una serie de recomendaciones para lograr hacer realidad tu deseo:

Mantén un control de tus días fértiles: Debes identificar cuáles son los días más fértiles y procurar tener relaciones sexuales en ese período; sin embargo, los expertos recomiendan no abusar con la cantidad de relaciones, teniendo en cuenta que el esperma va perdiendo facultades a medida que se expulsa. En ese sentido, lo mejor es practicar el sexo un día sí y un día no.

Regula tu temperatura: Este es un método bastante sencillo. Para practicarlo solo debes tomarte le temperatura corporal todos los días al levantarte y a la misma hora. Lleva una bitácora de ello. Durante las primeras semanas del ciclo menstrual la temperatura es estable y cuando comienza la ovulación suele aumentar un poco.

Precisamente esos días en los que tu temperatura corporal está un poco más alta son los más fértiles, por lo que es el mejor momento para tener relaciones sexuales con tu pareja.

Cuida tu alimentación: Lo más recomendable es mantener una dieta rica en vitaminas, minerales y otros nutrientes importantes y esenciales para el organismo. Procura consumir poca grasa y muchas frutas, proteínas y vegetales.

Mantén un descanso adecuado: El organismo requiere un descanso apropiado para poder funcionar de forma adecuada. Por ello, si deseas quedar embarazada debes garantizar a tu cuerpo el descanso que merece.

Practica deporte: No es necesario hacer ejercicio o practicar deporte de alta competición. Con hacer al menos una hora de ejercicio cardiovascular tu cuerpo se mantendrá activo y saludable, por lo que te convierte en una candidata ideal para embarazarse.

Evita el consumo de tabaco: Las mujeres que fuman 10 cigarrillos o más al día suelen tener mayor dificultad para quedar embarazadas. En ese sentido lo más recomendable es reducir o evitar el consumo del tabaco. También es importante alejarse de lugares donde haya mucha gente fumando. Esto afecta tanto al hombre como a la mujer.

Controla tu peso: Es importante que las mujeres mantengan su peso equilibrado, pues las que son obesas o muy delgadas pueden tener mayor dificultad para quedar embarazadas que una chica que esté en su peso ideal. Procura mantener la dieta adecuada para que tu organismo pueda reaccionar a los procesos de fecundación de forma correcta.

Evita los fármacos: El uso prolongado de medicamentos puede reducir las posibilidades de quedarte embarazada. En ese sentido consume únicamente los medicamentos que sean indispensables para tu salud si es que tienes un tratamiento indicado.

Evita los aceites lubricantes: Casi todos los lubricantes que usan algunas parejas durante la relación sexual inhiben la correcta movilidad de los espermatozoides; por tanto, si quieres quedar embarazada evita utilizar este tipo de productos.

como saber si estoy embarazada en los primeros dias

¿Cómo reconocen las mujeres cuando están en proceso de ovulación?

En realidad existen diversas formas para que la mujer identifique si está en proceso de ovulación. El método más sencillo para ello es contar 14 días antes de la próxima menstruación, justo ese será el día de ovular; sin embargo esto es aplicable solo para las chicas que suelen ser muy regulares en su periodo menstrual pero es una desventaja para las más irregulares.

Tomarse la temperatura corporal con frecuencia hasta detectar un aumento de unos 0,5 grados ayuda a identificar la ovulación; sin embargo, esta condición suele presentarse en un período tardío, por lo que no siempre significa que es el momento exacto para tener relaciones sino que ya pasó el proceso. Por tanto, no siempre resulta un método efectivo.

Otro método para saber si se está ovulando es observar con frecuencia el moco vaginal, pues éste suele sufrir una cierta alteración unos días antes de la ovulación, por lo que se vuelve más elástico y espeso. Dicho moco se conoce como “moco fértil”, ya que beneficia a los espermatozoides al permitirles moverse con facilidad desde el útero hasta las trompas.

Existen algunos casos en los que las mujeres manifiestan un poco de dolor cuando se presenta la ovulación, que ocurre como consecuencia de la rotura del folículo del ovario que se produce para liberar el óvulo, lo que puede causar una pequeña molestia en el peritoneo. Esto es normal y permite a algunas chicas identificar cuáles son sus días fértiles.

Sin embargo, en los casos en que se hace difícil identificar el día exacto de la ovulación los expertos recomiendan a las parejas practicar el acto sexual tres veces por semana, comenzando unos pocos días tras la menstruación, con el fin de garantizar más o menos tres relaciones con semen de buena calidad dentro del periodo fértil.

En el caso de que la pareja no desee un embarazo pero para la mujer es difícil saber exactamente cuál es su período fértil y tiene un ciclo menstrual irregular lo más recomendable es cuidarse con métodos anticonceptivos orales, inyectados o de barrera, pues el riesgo de quedar embarazada es mucho más alto.

Conclusión

Todas las mujeres son diferentes; todas reaccionan de diversas formas frente a los cambios que sufre el cuerpo durante el embarazo. Esa es la razón por la que existen tantos síntomas relacionados con esta situación, pues la gran mayoría presenta al menos dos de estas características que pueden despertar la sospecha de embarazo.

La mayoría de esta sintomatología suele presentarse sólo durante los primeros tres meses de la gestación, aunque algunos se alargan hasta el cuarto mes. Otros suelen incrementarse paulatinamente como ocurre con la sensación de los pechos y el aumento de las micciones.

Frente a una fuerte sospecha de estar embarazada lo más idóneo es practicarse algunas de las pruebas más fiables que existen: la química sanguínea, el examen de orina o la ecografía intravaginal, pues hoy en día es posible identificar la gestación tres semanas tras haber sido fecundado el óvulo.